Enrique Parra
Arquitectura para todos los públicos

No es país para vagabundos

Cuando los ciudadanos perdemos la soberanía sobre los espacios públicos, las grandes esferas empiezan a imponernos una apariencia de bienestar social en lugar de trabajar por conseguirlo realmente. Ejemplos de este fenómeno se pueden encontrar a lo largo y ancho del mundo, probablemente el más reciente y escandaloso sea el caso de Brasil estos días con el Mundial de Fútbol, pero esta conquista del espejismo frente a la realidad social viene de lejos.

Click aquí para seguir leyendo en su lugar de publicación original.